• Analytikus

Sistemas educativos más resilientes para el futuro: La IA y su contribución a la Agenda 2030 UNESCO

Hoy en día, es importante abordar temas como la inclusión y equidad en el ámbito educativo para trasformar los resultados del aprendizaje y generar un impacto en la sociedad.



Al hablar de inclusión, la definición proporcionada por la UNESCO es la siguiente:

“un proceso transformador que garantiza la participación plena y el acceso a un aprendizaje de calidad brindado oportunidades para todos los niños, jóvenes y adultos, respetando y valorando la diversidad y eliminando toda forma de discriminación en y a través de la educación”


En este sentido, se busca fomentar entornos de aprendizaje en donde se generen un sentido de pertenencia y se valore la diversidad de los estudiantes en la institución educativa.


En 2015, alrededor de 195 naciones firmaron un acuerdo con las Naciones Unidas para crear un movimiento global en miras a construir un mejor mundo. Para ello, establecieron 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) para mejorar la calidad de vida de las personas en su país de origen para el año 2030. Con el pasar de los años, se la logrado congregar a gobiernos, medios de comunicación, empresas, instituciones de educación superior, así como ONG locales.



La IA como propuesta educativa hacia un aprendizaje más inclusivo

El ODS 4, es garantizar una educación de calidad, y para lograrlo se requiere abordar cualquier forma de exclusión y marginación en el ámbito educativo, así como las disparidades y desigualdades de acceso que perjudiquen los resultados de aprendizaje y hagan a un lado la equidad e inclusión, ya que representan la piedra angular para alcanzar dicho objetivo.


Existen diversas razones por las que los niños y jóvenes no se encuentran en la actualidad estudiando, muchas de las cuales se asocian con algún tipo de discapacidad sea física o cognitiva, conflictos, crisis o problemas de índole socioeconómica o demográfica. Ante las disparidades en el acceso de oportunidades de aprendizaje de calidad, las tecnologías digitales podrían ayudar a acelerar el progreso reduciendo las brechas entre ellas la digital, y apoyar el desarrollo de sociedades del conocimiento para que sean más inclusivas respetando los derechos humanos, la igualdad de género y el empoderamiento.


Es así como la inteligencia artificial, y los avances que se han venido desarrollando en torno a este tipo de tecnología, es de gran ayuda para el uso de datos educativos para detectar a los estudiantes en crisis o emergencias, de tal forma que puedan recibir la ayuda adecuada a tiempo. Asimismo, se usa la tutoría o asistencia personalizada por IA basada en la detección de patrones de aprendizaje individual y diagnóstico para atender las dificultades de aprendizaje. Desde el 2019, se han estado desarrollando aplicaciones y proyectos de IA en educación que ha ayudado a contribuir a un acceso inclusivo y equitativo para acotar brechas de género o personas con algún tipo de discapacidad.



A una década del cumplimiento de la Agenda 2030 de la UNESCO

Nos queda una década para lograr cumplir los objetivos planteados en la agenda 2030 de la UNESCO hacia el desarrollo sostenible. Sin embargo, la pandemia del COVID-19, trajo consigo una crisis sanitaria afectando directamente la economía mundial y la viabilidad para un desarrollo más sostenible, ya que hizo visibles diferentes brechas desatendidas en la sociedad, y generó otras como altas tasas de desempleo y de deserción estudiantil.


Teniendo graves consecuencias esta última en la seguridad alimentaria mundial, puesto que muchos niños y jóvenes dependían de los alimentos proporcionados por su institución educativa. Lo cual viene afectando a cientos de millones de estudiantes entre niños y jóvenes, que representa el 8.3% del total de alumnos matriculados a nivel mundial no cuentan con acceso a su institución educativa como consecuencia del cierre de las escuelas y universidades como medida a las restricciones para detener la propagación del virus. Precisamente, ante este acontecimiento mundial, la UNESCO creó la Coalición Global de la educación que es una es una asociación multisectorial cuya finalidad es la de brindar una educación a distancia adecuada para todos los estudiantes a través de una plataforma colaborativa y de intercambio para garantizar el derecho a la educación.


Esta iniciativa ha congregado a más de 140 economías a nivel mundial, que forman parte de la Naciones Unidas, el sector privada, la sociedad civil y la academia, fomentando el movimiento #LearningNeverStop, que busca la continuidad de la educación mediante el aprendizaje a distancia. En esta coalición los países miembros, promueven la conectividad, docentes y género, además de la recuperación de la educación y acotar las desigualdades de aprendizaje.


Es importante mencionar que, en miras de alcanzar la ODS 4, educación de calidad, el uso de la IA en el ámbito educativo debe estar alineado a los valores humanistas, es decir, la inclusión, equidad e igualdad de género. Además, las herramientas de IA para la enseñanza y aprendizaje deben buscar empoderara los docentes y permitir la inclusión efectiva de estudiantes que estudian un idioma que no es su lengua materna, aquellos con dificultades de aprendizaje o discapacidad. También, debe haber un marco regulatorio que garantice el desarrollo, la ética y no discriminación en el uso de algoritmos y herramientas de IA, y que garantice a su vez el uso transparente de los datos de los estudiantes. Cabe resaltar que, todas estas estrategias de cooperación internacional deben alinearse a las políticas educativas dentro de la perspectiva de aprendizaje permanente.



Por consiguiente, se debe prestar atención al uso de la analítica de aprendizaje basado en datos que permiten diagnosticar problemas de aprendizaje, mejorar la calidad de aprendizaje y predecir las deficiencias en el aprendizaje. En general, los algoritmos y herramientas de AI deben enfocarse en los resultados de aprendizaje tanto de las habilidades de orden inferior, interdisciplinarias y sobre todo en las de orden superior o también conocidas como “habilidades blandas” del estudiante.


Debido a que, este tipo de habilidades emergentes ayudan en la construcción de la ciudadanía global, autorrealización y mercados laborales. No obstante, la interacción entre docentes y estudiantes debe permanecen en el centro de la educación, y la IA debe ser el puente para proporcionar herramientas colaborativas entre las personas y las máquinas que hagan frente a los desafíos pedagógicos en los entornos de aprendizaje.


Fuentes:

https://en.unesco.org/covid19/educationresponse

https://en.unesco.org/covid19/educationresponse/globalcoalition

https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000374644/PDF/374644eng.pdf.multi



Keywords/Etiquetas: sistemas educativos, inteligencia artificial, IA, agenda 2030, UNESCO, ODS, inclusión, equidad, educacion de calidad


56 views0 comments

POST