• Analytikus

De estudiantes a ‘aprendedores’: la transición educativa impulsada por Tecmilenio

El 77 % de las personas en los siguientes cinco años va a necesitar escalar sus competencias laborales.


La apuesta por el título universitario se vuelve menos importante para los estudiantes, quienes ahora se han convertido en aprendedores de por vida. De esto trata la transición educativa impulsada por la Universidad Tecmilenio.


A través de su Centro de Desarrollo de Competencias (CDC) recién echado a andar en julio de este año, Tecmilenio pretende que desaparezca la educación trunca y se instale definitivamente la educación modular apilable. Esto quiere decir que las personas ya no se limitarán a optar por un título universitario como meta educativa única, sino que también dispondrán de otras opciones más cortas en las que obtendrán validaciones de sus estudios.


La transición educativa impulsada por Tecmilenio

La oferta del CDC está abierta para todo público, desde los 12 hasta los 100 años, dado el amplio abanico de cursos a distancia que van desde idiomas hasta mecatrónica, pasando también por desarrollo humano y ciencias de la felicidad. Al respecto, Paola Galván, directora de Comunicación, Contenidos y Relaciones Públicas, de Tecmilenio, comentó en entrevista para Tec Review que un aprendedor es quien sin importar edad ni contexto de vida siempre puede seguir aprendiendo. “Incluso los estudiantes egresados pueden ser también aprendedores, porque acabaron la carrera y quieren seguir estudiando”, agregó.


Galván señala que en la actualidad no se trata solamente de determinar qué están esperando las empresas de los estudiantes egresados, sino también de preguntarles qué competencias desean que posea su planta laboral. “Todo esto va de la mano con nuestro Plan CIMA 2025, en el cual queremos cocrear con empresas programas para que sus empleadas puedan adquirir habilidades específicas”.


Vale la pena explicar que CIMA es un acrónimo de cuatro aspectos educativos a desarrollar:

C – Cocreación con empresas: Asegurar que las experiencias educativas sean las requeridas por el mercado laboral.

I – Integración en plataformas digitales: Conectar recursos con los alumnos como programas certificados, microcredenciales, espacios físicos e híbridos.

M – Modular, apilable, flexible y accesible: Trayectorias escolares personalizadas en módulos flexibles para que cada alumno pueda estudiar a su ritmo.

A – Acompañamiento personalizado y escalable: Apuntar hacia el bienestar integral mediante una red de mentores junto con sistemas de inteligencia artificial.


Puertas abiertas a universitarios y no universitarios

Con este esquema, Tecmilenio vuelve a dar la campanada en innovación educativa mediante el lanzamiento del CDC. Para conocer más al respecto, Tec Review entrevistó a los dos principales líderes de este proyecto revolucionario. El primero de ellos es Juan Arenas, vicerrector de Educación Abierta, de Tecmilenio, quien afirma que las nuevas condiciones académicas derivadas de la pandemia han acelerado este método educativo dividido en microcredencial, credencial y certificado. “Si el aprendedor toma tres microcredenciales, podría llevarse una credencial; si toma tres credenciales, podría obtener un certificado. Y en cada fase consigue una insignia digital basada en blockchain”, precisa este directivo.


Una microcredencial, una credencial y un certificado equivalen, respectivamente, a dos semanas, dos meses y seis meses de estudio. Los costos van desde 1000 pesos, en microcredenciales, hasta 14 mil pesos, en certificados. “Y en el futuro cercano está el plan de que, si el aprendedor hace cuatro, cinco o seis certificados, dependiendo del programa académico, se podría llevar un título universitario”, afirma Arenas.


El horizonte del CDC es llegar a 40,000 aprendedores en el país, del 21 de julio de 2021 al 30 de junio de 2022. “Nuestro objetivo, más adelante, es impactar a medio millón de personas a través del CDC ya no solamente en México, sino también en Latinoamérica”, agrega Arenas. Es clave comentar que, según estudios recopilados por Tecmilenio, el 77 % de las personas en los siguientes cinco años va a necesitar un escalamiento de sus competencias, además de que el 50 % de las organizaciones quieren que sus colaboradores estén inmersos en procesos de capacitación.


De la mano de las compañías


En este contexto, el segundo líder del CDC, Julio Peña, vicerrector de Empresas, de Tecmilenio, platica que una meta primordial es conectarse con las 300 compañías más importantes del país para cocrear programas especiales para sus empleados.


“Queremos también entregar soluciones que tengan dos componentes importantes: un alto retorno de inversión en la educación y el desarrollo no solamente de competencias duras (hard skills), sino aquellas enfocadas en el bienestar y la autorrealización”.

Tecmilenio ya ha demostrado su capacidad para diseñar “trajes a la medida” para perfeccionar el talento de las compañías. Como ejemplo, está la labor realizada recientemente con las tiendas OXXO, que Peña describe a continuación: “Hemos logrado, a través de un proceso de cooperación, diseñar programas muy exitosos para OXXO, en los cuales hemos capacitado a más de 4,000 colaboradores con dos programas: transformando líderes y líderes transformacionales”.


Dichos programas, de acuerdo con este vicerrector, versan sobre formación en liderazgo, bienestar y felicidad, los cuales han registrado impactos altamente positivos dentro de las principales métricas operativas y estratégicas de la tienda de conveniencia. “Se lograron mejorar los indicadores de rotación y de engagement, además de también aumentar los ingresos en tiendas”.


De manera similar, Tecmilenio ha desarrollado con BBVA programas específicos de liderazgo positivo, cuyo fruto son los certificados para mejorar el desempeño de los empleados. Finalmente, Peña enfatiza su gran compromiso en contribuir a que las empresas se conviertan en la puerta de entrada de muchos aprendedores de por vida, quienes de verdad experimenten un ambiente de aprendizaje continuo. “Y que se estén retando todo el tiempo en términos no solamente de desarrollo profesional, sino también personal”, concluye.


Artículo publicado originalmente en: https://observatorio.tec.mx/edu-news/centro-de-desarrollo-de-competencia-tecmilenio





12 views0 comments

POST